5 de desembre de 2016

Nuevas formas de trabajar para mirar más allá de lo local

Trabajar colaborativamente vale también para compartir esfuerzos entre municipios y entre personas que son vecinas, a veces incluso de calle, a pesar de depender de ayuntamientos distintos.

La semana pasada os hablaba del soterramiento de la línea de alta tensión en Fontsanta, una obra muy compleja que los municipios – Cornellà y Sant Joan – decidimos impulsar, a pesar de su complejidad técnica y de no contar a veces con todo el apoyo necesario . Y si se ha hecho realidad ha sido porque hemos insistido juntos, además de la colaboración del Área Metropolitana de Barcelona, porque el beneficio iba a repercutir en los vecinos de los dos municipios.

También ha tenido eco la reunión que concejales de Cultura de diversas poblaciones metropolitanas, incluida Cornellà, han tenido para unir fuerzas en el ámbito cultural, para que esa pluralidad sea también un punto fuerte que ofrecer a la ciudadanía. Una gran variedad, potente, pero descentralizada, para que la oferta cultural –se habló, entre otras cosas, de un festival de danza- llegue lo más lejos posible y perdamos la sensación de que algunas cosas “sólo” están en Barcelona, cuando los medios de transporte de hoy en día nos deja a todos muy cerca. Además, mientras la sociedad se globaliza, si somos capaces de generar una oferta cultural muy potente, conservaremos mejor nuestra propia identidad.

A escala metropolitana, dentro de sus funciones, ya tenemos el ejemplo del AMB, en cuestiones de transporte y de gestión de residuos, y hace pocos días también ha impulsado la reunión de alcaldes para coordinar acciones en cuestión de pobreza energética.

Estos detalles sirven para dejar patente que tenemos que mirar más allá de lo local, de entender nuestra ciudad como integrante de una realidad amplia, en que comprenderse, colaborar y compartir van a formar parte de nuestro esfuerzo de gestión.

2 de desembre de 2016

Teatre local que enriqueix una gran oferta cultural

Aquest divendres podeu fer una ullada a l’espai alternatiu de teatre de l’Auditori de Cornellà, la Sala2.cat, per una banda, perquè amb la seva programació, la sala gran i el Cornellà Escena, tenim una ben nodrida oferta de teatre i música a la ciutat. I en segon lloc, perquè l’obra d’avui, “Hendaya”, corre a càrrec de la companyia Corenllà Teatre, el grup local amb seu al mateix Auditori, i que també són els responsables d’aquesta ficció històrica sobre dos dictadors. De moment, per la gran demanda de localitats, ja han hagut de programar nous horaris per a la funció.

I el teatre se suma a totes les activitats de ciutat, que són nombroses, fins i tot en aquest cap de setmana que ens acosta a una setmana plena de festius: una nova exposició sobre rajoles modernistes al Museu Palau Mercader, el Museu de Matemàtiques o el Museu Agbar, esport popular, un mercat de segona mà organitzat per l’associació Corncrenata, hora del conte, o un espectacle familiar a la biblioteca Sant Ildefons sobre el quart rei Mag. Precisament, aquesta activitat, també ens fa pensar que ja estem a desembre: ahir es va fer la festa d’encesa dels llums de Nadal, que ja podreu veure cada vespre al carrer per recordar-nos que ben aviat tindrem aquí totes les activitats tradicionals d’aquestes festes. En tot cas, bon cap de setmana.

28 de novembre de 2016

Detalles que marcan pautas

Desde que empezó esta cruel crisis, una de mis constantes ha sido observar cómo y en qué medida estaba afectando a las familias de Cornellà para poder, dentro de nuestras posibilidades, aportar soluciones e impulsar medidas que nos permitieran ayudar y no dejar a nadie desprotegido, principalmente a aquellas familias en las que alguno de sus miembros o incluso todos perdían su empleo.
Esta dura situación ha cambiado la perspectiva de muchas cosas y nos ha hecho también observar con detenimiento el perfil de esas familias para poder dar respuestas. Y en esa línea hemos definido y encauzado los presupuestos municipales de los últimos años.
En el ámbito laboral, uno de los más afectados, la situación ha sido y es preocupante, pero desde aquí hemos trabajado duro para intentar revertir la situación. Y no sólo con palabras sino con recursos. En 2012 impulsamos un plan de choque local, para dar empleo a personas de la ciudad en paro. Desde entonces hemos ofrecido trabajo a 1.100 personas, de manera temporal, y hemos destinado alrededor de 6 millones de euros.
Hoy, cuando se habla de una leve recuperación, los datos de paro en la ciudad marcan un ligero cambio de tendencia. Actualmente hay 2.853 personas menos desempleadas respecto a 2012 y en el mes de septiembre de este año se realizaron 3.302 contrataciones, de las que cerca de un 20% han sido indefinidos.
Esta evolución positiva es debida a factores externos, pero también han tenido que ver las decisiones que hemos tomado, ya que de la totalidad de empleo generado este año en Cornellà el 15% se ha realizado a través de los planes locales de ocupación. Asimismo, hemos alentado a los emprendedores con medidas como la “cuota cero”, el proyecto 6+6 para ayudar a las empresas, la ampliación de los viveros o la ampliación de servicios del Centre d’Empreses; además de mantener todos los servicios y las inversiones proyectadas.
Evidentemente, son parámetros que nos hacen pensar que vamos por el buen camino, pero sin perder la perspectiva de la realidad de muchas familias que aún siguen sufriendo y a las que no dejaremos atrás, todo lo contrario. Hemos dado pasos adelante y en eso hemos de seguir. Para ello, el nuevo Acuerdo Social es uno de nuestros principales instrumentos, para que la brecha social sea cada vez más débil, y para seguir trabajando, desde el consenso y la corresponsabilidad, por la justicia social y el bienestar de las personas.