7 de novembre de 2011

Realismo, responsabilidad y rigor presupuestario

Ni supresión, ni reducciones, ni recortes, pero sí contención, rigor y responsabilidad. Estos son los ejes de los presupuestos que aprobamos en el pleno municipal de octubre para 2012. En ellos hemos priorizado la seguridad, el mantenimiento del espacio público y primado la garantía de proteger servicios que ya tenemos y prestaciones que venimos realizando. Hemos previsto un núcleo de inversiones destinadas a mejorar la ciudad, combinadas con medidas para atender necesidades relacionadas con el empleo, y algunas actuaciones presupuestarias sociales y educativas, el planteamiento de este gasto se ha realizado manteniendo el no endeudarnos, para gestionar de forma coherente, tranquila y con margen suficiente para trabajar de forma ecuánime y serena. Son unos presupuestos en los que hemos contado únicamente con nuestros recursos y nuestras capacidades, a la espera de la definición de las cuentas autonómicas y estatales, que previsiblemente reducirán sus aportaciones e inversiones en Cornellà. Con estos recursos y con mucho esfuerzo, lo que hemos hecho ha sido confeccionar unos presupuestos eminentemente sociales en los que priman: la educación, las políticas sociales, el matenimiento del espacio público y la seguridad, con el objetivo básico de evitar el descarrilamiento social y generar claves de desarrollo futuro. En esta línea, la presión impositiva en Cornellà se mantendrá dentro de los parámetros de años anteriores. Tenemos que entender que va a ser necesario que los usuarios de cada servicio asuman una mayor parte de su coste, para que el resto, lo que recae en el conjunto de ciudadanos mediante los impuestos, no aumente más de lo deseable.