21 de novembre de 2011

Un resultado claro

Ayer se celebraron las elecciones generales, los que lo deseéis podéis consultar los datos del recuento en la ciudad de Cornellà en el siguiente link de la página web municipal.
Ante estos resultados, mi primera reflexión es que los ciudadanos, a través de depositar su voto en las urnas, han hablado, y lo que han expresado se debe respetar, porque ahí reside precisamente la legitimidad de todos. Ahora, cada uno podrá matizar y sacar las interpretaciones más cercanas a su resultado, y precisar su discurso, pero yo pienso que el resultado es inapelable: la principal conclusión es que la ciudadanía ha decidido que sea el Partido Popular quién deba gestionar las consecuencias de la crisis y su salida, a partir de ahora.
Algunos, en la celeridad, ya han manifestado que el resultado avala la política de recortes que hemos sufrido hasta ahora. Yo creo que tal interpretación es un error, sobre todo por las injustas consecuencias que tienen algunas de estas medidas. Antes de manifestar esa poco meditada conclusión, se debería ser más riguroso. Pienso que, de este resultado, podemos extraer lecciones todos. Pero en ningún caso la lección principal debe ser la de establecer una “carta blanca”, una nueva excusa para animar a los recortes, hecho que a corto o medio plazo supondría provocar más factores de riesgo y que puede acabar generando un descarrilamiento social en nuestra realidad, en nuestros barrios, en nuestras familias.