16 de març de 2012

En contra de la reforma laboral

La reforma laboral aprobada en febrero por el gobierno central ha levantado ampollas en la sociedad porque significa, sin lugar a dudas, un retroceso social sin precedentes en la historia de nuestra democracia y una ruptura en los derechos de los trabajadores y trabajadoras que tanto han costado construir.
Vulnerar esos derechos es poner en riesgo muchas cosas, y por eso, los 14 regidores socialistas del Ayuntamiento de Cornellà hemos querido manifestar nuestro rotundo desacuerdo a la vez de dar nuestro apoyo a la huelga general convocada para el 29 de marzo por los sindicatos. Ese día seguiremos atendiendo nuestras responsabilidades de acuerdo con nuestro compromiso con la ciudadanía, pero apelando a nuestra coherencia política mostraremos nuestro desacuerdo a esta reforma destinando el salario de ese día a políticas sociales municipales.
Es un gesto con un significado claro porque como he dicho en algunas ocasiones hay líneas rojas que no se pueden traspasar y ésta es una de ellas.