16 de juliol de 2012

Menos lecciones y más soluciones

Desde el Ayuntamiento ya estamos trabajando en la preparación de los presupuestos municipales para el año que viene. Nuestra responsabilidad es preparar unos presupuestos coherentes con la situación actual, con nuestros ingresos, con nuestras competencias y con nuestros compromisos con la ciudadanía. Y creo que, como la mayoría de vosotros, asistimos con intranquilidad al goteo de decisiones y recortes sobre el gasto público que toma el Gobierno Central. Tenemos que asumir los cambios de criterio, eliminación de servicios o el cuestionamiento de la autonomía municipal, lo que sólo nos lleva a más incertidumbre, a un grado de dificultad mayor, y a la falta de rigor; sin potestad además para debatir sobre la utilidad o cariz político de esas decisiones. Falta un posicionamiento claro, falta que además de dar lecciones nos den soluciones, porque los ayuntamientos estamos dispuestos a trabajar. Porque un día se alude a eliminar municipios porque eso ahorrará dinero y otro se cuestiona que los municipios mancomunen servicios, lo que precisamente les ahorra dinero.
En el fondo, nada de esto sirve para paliar la crisis. Nosotros sí estaremos para dar soluciones, con lo que tenemos, confiando en nuestros recursos. En esos presupuestos para 2013, pondremos todo el esfuerzo posible en prestar los servicios que la ciudadanía espera de su municipio, y espero que el gobierno se proponga de una vez poner el foco en la reactivación de la economía y en proteger a las personas.