19 de novembre de 2012

Educar en igualdad para prevenir la violencia

Esta semana recordamos en Cornellà el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, efeméride trágica en tanto que reivindicativa. No es una cita en ningún caso gratuita, estos actos son un modo de alzar la voz y de demostrar nuestra responsabilidad compartida. No podemos considerar los asesinatos por causa de género como casos aislados, algo lejano, porque la raíz de la violencia está en un modo de pensar que ha formado parte de nuestra sociedad, y todos los que pertenecemos a esta sociedad debemos comprometernos para alejarlo y erradicarlo.
Progresaremos de generación en generación, confío en ello, y por eso esta voz debe empezar a oirse en la infancia y la adolescencia. Educar en igualdad es el primer medio para prevenir la violencia. Por eso es bueno que una ciudad como la nuestra se muestre comprometida, se muestre activa, que alce la voz, y por eso es también es necesario defender la formación en valores de igualdad que podemos garantizar desde la educación pública.
Desde una responsabilidad política, por supuesto, debemos luchar con contundencia y seguir apoyando a las víctimas, y convencernos, convencerlas, de que la implicación de todos y todas es fundamental.