3 de novembre de 2014

Presupuestos rigurosos y adecuados al momento en que nos encontramos

En el pleno de octubre, celebrado el pasado jueves, aprobamos la propuesta de presupuesto del Ayuntamiento de Cornellà para 2015. Aumenta un 5,9% respecto el ejercicio anterior, hasta 74 millones de euros, y sumando el conjunto de organismos que forman parte del Ayuntamiento (empresa municipal Procornellà, el Institut Municipal de Radiodifusió, la Fundació de Atenció a les persones Dependents, Tecsalsa y el Citilab) asciende a 100.198.959 euros.

Son los presupuestos que consideramos adecuados para el momento actual. Destinamos gran parte de los recursos económicos a las finalidades que consideramos más prioritarias ahora mismo, que podemos garantizar que se cumplirán, como de hecho, se han cumplido siempre hasta ahora. Así ha sido durante estos últimos cuatro años. En la aplicación del presupuesto en ningún momento hemos tenido que recortar, modificar o incumplir compromisos que habíamos planteado, porque siempre los hemos preparado con seriedad, conscientes de hasta donde llegan nuestros ingresos, y rigurosos en lo que podíamos gastar.

No alteramos las prioridades definidas en el inicio del mandato, sino al contrario, las acentuamos: batalla contra la desigualdad social, crecimiento de la cultura y la educación, defensa de la ciudad en sus espacios de seguridad y conservación del espacio público y mantenimiento de los servicios, garantizando el correcto funcionamiento de los equipamientos que la ciudad ha conseguido, con su esfuerzo, en los últimos años.
Habrá nuevas inversiones, dentro de la moderación a que nos obligamos, hasta los 4,8 millones de euros, en mejorar la viabilidad y seguridad en nuestras calles y en ampliar y potenciar equipamientos educativos, deportivos y económicos. Un compromiso por mantener la ciudad, que ha hecho que el municipio no se haya paralizado ni degradado en los últimos años. El presupuesto también presta una especial atención en continuar paliando los efectos de la crisis económica que afecta a muchos de nuestros ciudadanos y ciudadanas. En este sentido mantenemos las líneas de trabajo del Acuerdo Social Contra la Crisis, y es que somos conscientes de qué existen situaciones en la ciudad que continúan siendo críticas, y es necesario un papel de apoyo social a las personas que más lo necesitan.

Para acabar, decir que dentro de esta línea de trabajo, y ya que es posible asumirlo, este año sólo incrementaremos el IBI entorno al 1,43% para hacer frente a las subidas de gastos que no dependen de nuestra gestión directa, y por otra parte se congelan prácticamente todas las tasas y el resto de impuestos municipales. A partir de ahora, y una vez aprobados definitivamente los presupuestos, desde el Ayuntamiento llevaremos a cabo diversas sesiones informativas en los barrios y entidades para explicarlos con más detalle.