8 de febrer de 2019

Adiós a una gran persona

Hace una semana me informaron que el ciudadano y poeta Alejandro Sánchez Penalva (Ahumada) nos acababa de dejar después de una lucha de varios años contra la terrible enfermedad del cáncer. Precisamente, el miércoles 30 de enero, por la tarde, estuve hablando con él en la plaza del ayuntamiento. Fue una conversación que no indicaba la proximidad de esa dura despedida, consciente como siempre de su realidad, empujaba para no tirar la toalla, conversamos de la integridad formada entre sus palabras y sus orígenes granadinos, nos despedimos, hasta la próxima, pero ya no la habrá.
Cornellà ha perdido a un gran ciudadano de esos tantos anónimos, implicado y comprometido en diferentes ámbitos, destacando el cultural. El tenía dos pueblos, el de nacimiento: Huéscar (Granada), y su ciudad de acogida, Cornellà. Estuvo en el “Semillero Azul” y fue fundador de la Asociación de Poetas de Cornellà. Sus presentaciones de libros y sus poesías siempre estarán en nuestra retina. Se ha ido, pero su obra quedará siempre entre nosotros.
No pude estar en el acto de despedida porque me encontraba fuera de la ciudad, pero en mi mente y en mi corazón compartí el dolor de su familia y de todos aquellos que lo queríamos.