4 de maig de 2009

Vuelta a casa

Durante estos días los vecinos del edificio de Porta Diagonal afectado por la explosión de gas han podido ya volver a sus viviendas, salvando cada uno de ellos sus comprensibles dificultades. Ha sido un proceso complicado y doloroso, y sobre todo lento. Desde que sucedió aquella desgracia, en enero de 2007, les ofrecimos la esperanza de que podían salir de esta situación, y han salido. La angustia de no poder volver a su casa, al menos ya se ha superado, aunque no sea posible superar otras consecuencias de la explosión.
En este caso quiero recordar de buen principio como nota positiva la gran movilización de la ciudad en su apoyo, la buena coordinación y disposición que hubo por parte de todos, y después que durante el proceso de traslado y reconstrucción del edificio el ayuntamiento ha respondido, implicado profundamente en apoyar a estas familias. Aunque nos parezca un proceso lento, hemos visto otros casos similares que han costado igual o más tiempo de reconducir. Todavía no hemos cerrado la reflexión sobre el tema, que debe ser profunda y meditada, pero nos hacía falta saludar a estas familias, a estos vecinos, con una buena noticia.