17 de desembre de 2010

Impulso económico y cohesión social

Este es un año de celebraciones para dos de los tres mercados municipales de Cornellà. Sant Ildefons culmina con una cena este fin de semana las diversas actividades y promociones que ha realizado con motivo de su 40 aniversario, y Marsans también ha celebrado en 2010 medio siglo de existencia. Todos ellos siguen jugando un papel importante no solamente en el barrio donde están sinó también en la ciudad, como motores económicos, como anclas del tejido comercial y urbano, y claro está, porque mantienen numerosos puestos de trabajo, alrededor de 1.200 en toda la ciudad. El mercat Centre es el más antiguo, pero también el que cuenta con un edificio más moderno y que este año se ha mejorado con la renovación de sus cámaras frigoríficas. En Marsans se renovó la cubierta y la climatización y, justamente a raíz de este 50 aniversario, encara en 2011 el inicio de una nueva etapa que debe ser afrontada con madurez y voluntad de progreso. Y por otro lado, en Sant Ildefons, ha recibido varias inversiones relacionadas con el Pla Integral, mientras que pronto verá ampliada su oferta comercial con la creación de un nuevo espacio para la venta de libros, material didáctico y juguetes.
Los mercados funcionan desde hace más de cuatro siglos en nuestra sociedad, y su papel referente tiene absoluta vigencia, económica y social. Este viernes, además, los tres participan en una actividad solidaria, junto con una entidad social que realizará proyectos de apoyo a personas desocupadas en nuestra ciudad, acción en la que podrán participar todos los visitantes y clientes del mercado. Quiero felicitar a todos los trabajadores y trabajadores que les dan vida, a las asociaciones de paradistas, y alentarlos de cara al futuro, porque con ese esfuerzo diario, también construyen ciudad.