6 de setembre de 2013

Sin prisa pero sin pausa

Estamos inmersos de nuevo en la actividad cotidiana después del paréntesis estival. Volvemos en septiembre con un horizonte confuso y con muchos frentes abiertos en el día a día de muchos ciudadanos que siguen sufriendo las consecuencias de la crisis. Para todos ellos, la maquinaria y las infraestructuras municipales siguen trabajando, sin prisa pero sin pausa, con una hoja de ruta muy concreta para preservar todo lo que tenemos y para construir desde una actitud positiva y creativa nuevas formas de hacer frente a las nuevas realidades y las nuevas necesidades, porque esos son los objetivos básicos de la acción política. Nosotros lo estamos haciendo contando con nuestros recursos y competencias, pero es necesario que haya esfuerzo y voluntad por parte también del resto de administraciones.
Volvemos con ánimos renovados, para seguir trabajando por la ciudad y dar pasos firmes y positivos para ayudar y para generar nuevas oportunidades, esas son nuestras prioridades y objetivos para el nuevo curso.