3 de febrer de 2014

Respaldar a los jóvenes emprendedores. Cuota cero

Todos tenemos muy presente las alarmantes cifras del desempleo en nuestro país y de las duras condiciones a las que se enfrentan las nuevas generaciones de jóvenes que buscan un empleo o quieren hacer realidad un proyecto empresarial. No hay mucho margen, ni muchas opciones en según qué circunstancias, y representa un peligro por la fuga de talento y de personas cualificadas que supone.
Los datos que se manejan no dan cabida al optimismo y por eso mismo, las administraciones no podemos permitir estos desajustes, estas brechas, porque ellos son la base de nuestro progreso. He reiterado en varias ocasiones mi preocupación en esta materia, en la necesidad de que las administraciones central y autonómica aporten soluciones y den respuestas en la articulación de mecanismos que nos permitan retener este talento y abrir nuevas áreas de desarrollo.

Aunque sin competencias en empleo, y como he citado en otros artículos, los planes de ocupación local nos permitirán crear más de 1.000 puestos de trabajo temporal entre 2013 y 2015. Este año serán 300 puestos de trabajo, y de éstos el 25% será para jóvenes menores de 35 años. Además en el último pleno municipal aprobamos modificar las bonificaciones fiscales para los jóvenes emprendedores, para que este año puedan tener una ayuda de “cuota cero”, con bonificaciones del 95% en los impuestos del IBI y de construcción y obras, además de preparar ayudas fiscales que cubran el 5% restante, así como el 100% del resto de tasas habituales (licencia de actividad, impuesto de vehículos, ocupación de la vía pública...) para alcanzar la denominada “cuota cero” para cualquier joven menor de 35 años que ponga en marcha un negocio.

Son algunos de los nuevos compromisos que asumimos para impulsar acciones que mejoren la situación laboral de nuestros jóvenes, a los que se añaden otros como la creación de un nuevo espacio polivalente que se sumará al vivero del Centro de Empresas y al espacio para iniciativas tecnológicas del Citilab. Llevamos tiempo trabajado en la promoción del empleo juvenil, con el asesoramiento personalizado a través del Centro de Empresas o el impulso de políticas de dinamización de la formación, entre otros ámbitos.
Hemos reclamado en varias ocasiones a las administraciones supramunicipales que se impliquen y doten de recursos a las políticas de empleo para los jóvenes, pero está claro que las pocas medidas que se impulsan son insuficientes y no acordes con la realidad. En el pleno municipal también aprobamos una moción que pide a las administraciones competentes recursos para estas políticas, y que aumenten las ayudas a los trabajadores autónomos. No es nada tan extraordinario porque la mayoría son medidas que han existido en algún momento, y que en medio de la crisis, parecen haberse dejado de lado. La política de activación del empleo debe ser una prioridad para no seguir poniendo en riesgo los pilares de nuestra sociedad.