12 de setembre de 2014

La educación somos todos

Este lunes comenzará un nuevo curso escolar, fecha señalada porque entre todas las etapas educativas (entre escuelas bressol, primaria, institutos, ciclos formativos, adultos, enseñanzas especiales...) calculamos que unas 14.000 personas de la ciudad están estudiando. Y si añadimos los padres y madres de esa gran mayoría de niños y jóvenes, además de los profesionales, es evidente que la llamada comunidad educativa es prácticamente la mayoría de la población. Somos un gran grupo de personas afectados de alguna manera por ese proceso determinante que es la educación y, por tanto, es importante poder tomar parte en muchas decisiones que van a afectar nuestro día a día o el futuro.
Empieza un curso, y por desgracia no es poco habitual, marcado por las incertidumbres. Una nueva ley, de la que ya hice un comentario al respecto de una propuesta del Consell Escolar Municipal. En nuestros recursos, mantenemos el esfuerzo por la calidad, por mantener todos los servicios que hemos venido ofreciendo, y por seguir poniendo sobre la mesa herramientas (Propuestas Educativas, Educar per Créixer, etc.) que estudiantes y centros pueden aprovechar para enriquecer su formación. Necesitamos la educación como base de progreso y para crecer como sociedad, porque ahora la comunidad educativa somos muchos, pero en realidad, todos formamos parte de ella durante un buen periodo de nuestras vidas.