13 de juliol de 2015

Protección, reactivación, reordenación y transparencia

Hoy hace un mes que se constituyó el nuevo pleno municipal y que empezamos una nueva andadura política. Como ya avancé ese día, nuestra principal prioridad para los próximos cuatros años no será otra que defender el bienestar de las personas y, muy especialmente, de los colectivos más vulnerables. Para llegar a este objetivo global, hemos trazado un camino recto, útil y de carácter progresista, de izquierdas y social. Un proyecto que parte del análisis profundo de lo que hemos hecho en los últimos años, de la interpretación de las necesidades sociales, de la experiencia acumulada y del entusiasmo de seguir construyendo una ciudad con futuro para todas y cada una de las generaciones que convivimos en ella.

Un proyecto en el que ya hemos empezado a caminar con actuaciones concretas. En el ámbito de la protección, una de las primeras ha sido ampliar a tres los casales de verano que se organizan durante el mes de agosto para garantizar la comida a niños con dificultades. En total, ofreceremos este servicio a 370 menores, gracias también a la ayuda de varias instituciones.

Además hemos creado ya un Fondo de Vivienda Social, gracias a una plusvalía recibida por la venta de un inmueble. El fondo dispondrá inicialmente de 40 viviendas, cedidas por vecinos y vecinas de la ciudad, que destinaremos a personas que han perdido su vivienda. Asimismo, parte de esta plusvalía la destinaremos a otro Fondo Social. En este caso para financiar estudios universitarios. Una ayuda económica para jóvenes que no puedan pagarse la matrícula y que podrán solicitar a partir de septiembre.

Pero también trabajaremos en la reactivación del mercado laboral, con nuestras herramientas, con nuestro esfuerzo. En los últimos años hemos creado 1.000 puestos de trabajo eventuales y pondremos en marcha un nuevo plan, cuyos primeros beneficiaros empezarán a trabajar a partir de septiembre. Asimismo, seguiremos apoyando a los emprendedores y ampliaremos las ayudas de “cuota cero” hasta 2016 para facilitarles el camino.

En cuanto a los proyectos de reordenación del espacio público tenemos en marcha ya algunas propuestas y poco a poco definiremos otras que sin duda requerirán el consenso y el diálogo con todos los sectores y agentes sociales.

Tenemos para Cornellà una hoja de ruta realista, que busca el equilibrio, que se trazará con consenso y diálogo, con miradas amplias y transparentes y con mi claro compromiso de trabajar con coherencia, honestidad y transparencia para sumar y crecer.