27 de març de 2017

Abrir todos los caminos posibles

En las políticas activas de empleo, he explicado en más de una ocasión que apostamos por ser actores y no espectadores. Hablamos mucho de los planes de empleo, porque no muchos municipios han conseguido llevar a cabo lo que hemos hecho desde Cornellà. Siempre, y lo remarco, con muchas sinergias, con muchas entidades, con muchas personas con sensibilidad por construir realidades, y dar empleos, dar salida a las propuestas generadas desde el Acuerdo Social Contra la Crisis.
Pero lo que se hace para fomentar el empleo va mucho más allá: está la bolsa de trabajo, los programas como Club de la Feina, o Activa’t, los cursos de formación o de Joves per l’Ocupació,el de Sant Ildefons, y evidentemente también el contacto con empresas a través de la AODL o de Ocupa’m (el programa 6+6), entre muchas otras acciones, tanto desde el departamento de Políticas de Ocupación, el Centro de Empresas o el Citilab, por ejemplo.
Precisamente, hace unos días presentamos un nuevo programa, la Lanzadera de Empleo, gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento, la Fundación Telefónica y la Fundación Santa María la Real. Se trata de un programa muy innovador, de cambiar la mentalidad con la que se forma a quienes buscan trabajo. Se trata de que veinte personas, durante cinco meses, trabajen “buscando empleo”, y lo hagan en grupo, de forma colaborativa. Es decir, que colaboren entre ellos para aprender unos de otros según sus diferentes capacidades.
Busca una nueva filosofía ante el desempleo, busca que las personas desempleadas tengan una motivación, y una actitud optimista que repercuta en sus posibilidades de encontrar trabajo. Y eso es positivo, e incluso podemos tomar nota: un cambio de actitud quizá puede abrir nuevos caminos y alguna puerta inesperada.