3 d’abril de 2017

Naturalizar la ciudad

El domingo abrimos a la ciudad el nuevo parque de la Ribera, un espacio totalmente remodelado de más de 100.000 metros cuadrados que cuenta con zonas de descanso, infantiles, de ocio saludable y verdes, en cuyo diseño tuvimos en cuenta las necesidades de los vecinos del barrio.
Se trata de una zona limitada territorialmente por tres ejes, la avinguda Baix Llobregat, la carretera del Prat y el carrer Progrés.
Su concepción ha sido fruto de un profundo análisis de la zona en la que se ubica: el barrio Riera, donde ya se han realizado actuaciones urbanísticas, pero cuyo perímetro mejoraremos para fomentar su utilización como corredor de uso público para la ciudadanía, en un concepto amplio con el que queremos complementar espacios verdes y de ocio que nos faciliten la cohesión urbana y la mejora de la calidad de vida.
Es el principio de un amplio proyecto con varios puntos más de intervención: la finalización de remodelación del Passeig dels Ferrocarrils Catalans, la transformación del carrer Verge de Montsserrat y la carretera del Prat. Una vez finalizado, será una zona totalmente integrada y homogénea que sumará en vertebración urbana.
Se trata de uno de los ejes de trasformación que contemplamos en el proyecto Cornellà Natura, con el que queremos transformar y mejorar los espacios públicos de la ciudad para naturalizarlos, como ya he explicado en varias ocasiones.
Es decir, reordenar el espacio público teniendo en cuenta la utilidad y la usabilidad común. Potenciándolo como un marco de convivencia colectivo con más ámbitos de interacción, con una movilidad más sostenible, con amplios espacios verdes y peatonales o con la recuperación de vegetación en zonas de menor dimensión, que nos permitan poder disfrutar de una ciudad acogedora, inclusiva, respetuosa y sostenible.