19 de desembre de 2008

Medidas sociales

Ante la situación de crisis financiera internacional, y con cierta previsión dado el transcurso de los acontecimientos, en julio decidimos crear un fondo de contingencia social de 700.000 euros que ahora ya se está empezando a gestionar. La caída del empleo, el descenso del consumo, los problemas en el sector de la vivienda, nos preocupaban pero sobre todo por su efecto en las familias más desfavorecidas. Por lo que pudiera pasar, y porque una crisis de estas características no se soluciona en un trimestre, creamos el fondo y volveremos a hacerlo en 2009.
Ese fondo se destina a paliar problemas sociales, a atender a más familias y personas que por sus circunstancias son los primeros en sufrir una situación de crisis; permite ampliar las prestaciones que se contaba tener que atender a primeros de año.
En 2008 ya habíamos previsto triplicar las ayudas destinadas a atención domiciliaria (hasta 600.000 euros), y hemos gastado más en teleasistencia y transporte adaptado. La Fundación de Atención a Personas Dependientes ha puesto en marcha nuevos servicios de ayudas personales como el de subir la compra, o una silla robotizada que permite salir de casa a personas con problemas de movilidad.
Para el próximo ejercicio, además de seguir incidiendo en las medidas que he comentado, tocará favorecer la actividad económica a todas las escalas (congelación de tributos del pequeño comercio) y también apoyar la creación de empleo, a través de un amplio acuerdo social.