17 de setembre de 2012

Un curso con interrogantes

Hemos empezado hace pocos días el curso escolar. Se trata de un curso con muchos interrogantes, en que los profesionales de la educación se muestran especialmente preocupados por el rumbo de los recortes que se han acumulado sobre la enseñanza pública. Todos los partidos se preocupan de declarar su defensa de los valores de la educación, de lo que supone para nuestra sociedad. Pero cuando gobierna la derecha o la izquierda, es bastante evidente que lo concretan de forma muy distinta. La crisis nunca debe ser excusa para debilitar la educación pública, es un ámbito fundamental no de la política, sinó de nuestra forma de ser y de nuestra voluntad de ser una sociedad libre e igualitaria.
En nuestros recursos, como las escuelas bressol, el Ayuntamiento se ha fijado como objetivo mantener la calidad del servicio, mantener las ratios de alumno por profesor hasta el momento, y llenar las plazas disponibles. No se ha recortado en calidad ni servicio, y no se ha tocado la plantilla. La escuela de música seguirá igual, vuelve a estar llena como cada año.
En lo que respecta a primaria y secundaria, no se han perdido plazas docentes consolidadas, pero la situación del sector es complicada. Seguiremos apoyando y ayudando a enriquecer el ámbito educativo: pondremos en marcha este curso proyectos nuevos, como el de multilingüismo, talleres de refuerzo en secundaria, proyecto de comprensión lectora... A pesar de las dificultades, queremos seguir apostando por la educación como herramienta para progresar. Ciertamente, la educación es cara, pero la ignorancia lo es mucho más.