10 de juny de 2013

Desahucios, problemas con nombres y apellidos

Hace un par de semanas, otorgábamos el Galardón Especial de los Premis Ciutat de Cornellà, a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca porque consideramos que está desarrollando un gran papel social en su lucha contra los desahucios y la vulneración de los derechos a una vivienda digna y en su reivindicación de modificar la legislación planteada en una Iniciativa Legislativa Popular, a la que el PP ha dado la espalda literalmente.
Diariamente conocemos casos de familias y personas que están sufriendo esta “agresión” por parte de las entidades bancarias y la dramática situación límite a la que muchas personas se ven abocadas. Son personas con nombre y apellidos, con familia a cargo. Son, en la mayor parte de los casos, situaciones que necesitan respuestas políticas inmediatas, que no se están dando desgraciadamente. Ante este panorama poco podemos hacer las administraciones locales, pero aunque sólo veamos un rayo de luz, debemos aferrarnos a él. Por eso, hace un año aproximadamente, en el marco del Acuerdo Social contra la Crisis, decidimos poner en marcha la Oficina de Mediación Hipotecaria en colaboración con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Cornellà. Nuestro objetivo no era otro, que ofrecer ayuda, asesoramiento e información y nos pusimos a trabajar en paralelo a la actividad que también se lleva a cabo a través de los Servicios Sociales Municipales.
Nuestra intención es buscar fórmulas para evitar que familias de Cornellà que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca pierdan su vivienda; así como buscar alternativas para familias que no pueden hacer frente a un alquiler. Hemos atendido a muchas familias de Cornellà afectadas por esta dramática situación y seguiremos haciéndolo con los recursos a nuestro alcance, a pesar de la insensibilidad y la ceguera de una administración, la central, que no da respuesta a los problemas reales de la sociedad.