7 de març de 2016

9 de marzo, un día que no podemos olvidar

Desde hace 19 años, ese día quedó grabado en nuestra memoria, desapareció Cristina, la hija de nuestros vecinos Juan y Luisa. Desde aquella noche, sus padres iniciaron una intensa tarea para su localización. Hasta hoy las investigaciones policiales no han logrado su fruto a pesar de todos sus esfuerzos, de su trabajo, de la colaboración ciudadana y de los medios de comunicación. Su caso no ha quedado en el olvido, sigue presente en nuestro interior y la investigación no está cerrada.
A través del trabajo de la familia Bergua, de sus amigos, de vecinos de nuestra ciudad y de otras familias que han padecido o padecen esa desaparición nació INTERSOS, que ha permitido mantener la luz de la esperanza en ese túnel en el que no se aprecia su final. En estos años ha habido concentraciones silenciosas, cada 9 de marzo, para recordar a las personas desaparecidas y no encontradas, en diferentes municipios, muchas de ellas en el Prat de Llobregat, y en nuestra ciudad, en la plaza de los Enamorados. Se han creado unidades especiales de atención en diferentes cuerpos de Seguridad del Estado y de la Generalitat de Cataluña, se han creado servicios de soporte psicológico, impulsadas por ésta y otras Asociaciones; e incluso el tema llegó al Congreso de los Diputados, que el año 2010 declaró el 9 de marzo como el “Día de las personas Desaparecidas sin causa aparente”.
Este año la conmemoración se hará en la capital de España, gracias al empeño realizado por la Fundación QSDglobal, que preside Paco Labatón, creada para unir esfuerzos sobre éste problema y abrir la actividad de la búsqueda en toda Europa.
Tuve noticies de esos actos a través de Paco, que me trasladó la información. Me comentó que iban a crear unos reconocimientos públicos destinados a aquellas personas y Entidades que han trabajo o contribuyen a poner medios para ayudar a la localización de las personas desaparecidas y a dar soporte a sus familiares. Una de las personas y Entidades que figuran en esos reconocimientos, como no podía ser de otra manera, son Juan y Luisa, e INTERSOS, que de alguna manera siempre estarán unidos.
A pesar que mi intención era poder asistir personalmente a ese encuentro, no lo podré hacer, pero Cornellà estará representada y apoyará la iniciativa y sobre todo a la família Bergua.
La lucha de esa familia merece todo mi respeto, consideración y admiración. Su vida durante estos años ha sido muy dura y creo que aunque este año no hay acto concreto en Cornellà; estemos donde estemos, sobre las 7 de la tarde, nuestras mentes, por unos minutos, acompañaran a Juan y a Luisa.