10 d’octubre de 2016

Respeto para una buena convivencia

Las relaciones cotidianas entre vecinos y vecinas se fundamentan, por encima de todo en el respeto, tanto de derechos como de deberes. Además, disfrutar de una buena convivencia comunitaria requiere explícitamente la voluntad de dialogar, de actuar de forma conciliadora y tolerante.
A veces hay situaciones en las que no es posible que varias personas arreglen sus desacuerdos en algún tema concreto y para esos casos desde el Ayuntamiento ponemos al alcance de los ciudadanos el Servicio de Mediación. Este servicio funciona desde hace 10 años en nuestra ciudad y, el balance es claramente positivo, ya que a través de la intervención de los mediadores alrededor del 90% de los conflictos se solucionan con acuerdo. Hay temas recurrentes en los conflictos en comunidades de vecinos, como son los ruidos, cuestiones de higiene o limpieza o relacionados con la tenencia de animales.
Nuestro objetivo es que se llegue a un acuerdo sin necesidad de recurrir a la intervención de las autoridades competentes, porque la mayoría de las veces es un simple ejercicio de escuchar y valorar los diferentes argumentos para acercar posturas y llegar a acuerdos. Pero además de estos servicios, es muy importante la educación en valores, en el seno de las familias, en los colegios y en la sociedad en general, porque es tan importante aprender a ser como aprender a convivir y a conocer.